Aprende todo sobre las grasas

Siempre han existido ciertas creencias y dudas sobre las grasas y su efecto en la salud, incluso se han creado mitos, pero siempre la premisa ha sido que deben ser eliminadas de la alimentación, pues sus efectos son en mayoría dañinos. No obstante, existen varios tipos de grasas y algunas de ellas son vitales para el funcionamiento del cuerpo.

¿Por qué las grasas son necesarias?

Las grasas son necesarias para el organismo, todo se trata de elegir las mejores o más beneficiosas y consumirlas de forma adecuada, sin exceder las cantidades correspondientes. Estas son algunas de las razones de su importancia:

Son fuente de energía, incluso tienen más calorías que los carbohidratos y proteínas, así que se recomienda que un 30% de grasa debe formar parte de las calorías diarias.
Existen algunas grasas que el cuerpo no puede sintetizar como los ácidos grasos omega 6 y omega 3, estas son claves para la salud, de allí la importancia de su consumo.
Contribuyen a la absorción de los nutrientes, especialmente de las vitaminas y carotenoides.
Participan en la síntesis del colesterol y de las hormonas sexuales.
Tipos de grasas

Existen 4 familias de grasas, algunas son buenas y necesarias, mientras que otras se deben consumir en menor cantidad o evitar totalmente.

Ácidos esenciales: estos son los que organismo no puede sintetizar, son muy importantes y reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de infarto. Incluso, oprimen el colesterol malo y aumentan el bueno. Se encuentran en los pescados grasos, semillas de chía, aceite de canola, aceite de girasol, de maíz, entre otros.
Grasas monoinsaturadas: Estas son perfectas para las células del sistema nervioso, se hallan en el aguacate, las nueces y aceite de oliva.
Grasas saturadas: Estas no se recomiendan en un porcentaje mayor al 10% del aporte calórico, ya que aumentan el colesterol malo. Se encuentran en las carnes, la mantequilla y los lácteos.
Grasas trans: Estas aumentan el colesterol malo en la sangre y disminuyen el bueno, así que son el tipo que se debe evitar. Se encuentran en la comida rápida, helados, pastelería, caramelos, palomitas de microondas, entre otros.
Por otro lado, es importante mencionar que, si se hace necesario utilizar un tipo de grasa para cocinar, el más recomendado es el aceite de oliva, ya que es el que resulta menos dañino. Pero lo más aconsejable es evitar cocinar con grasas y no freír los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *